Empezar a hacer obras en tu casa puede ser algo complicado y tedioso, normalmente queremos que sea algo rápido para poder disfrutar del resultado cuanto antes. Pero no debes darte prisa, hay ciertas pasos que debes de seguir antes de iniciar el proceso. Existen unos permisos que necesitas obtener para reformar tu casa.

Por eso, lo primero que debes hacer antes de ponerte manos a la obra es tener claro qué tipo de licencias necesitas. Te estarás preguntando ¿y qué permisos necesito para reformar mi casa? Pues todo depende del tipo de reforma. ¿Vas a renovar el baño? ¿A modificar la estructura de la cocina? En función del nivel técnico y el número de cambios, vas a necesitar un permiso u otro.

Estos permisos y licencias son cruciales para evitar futuros problemas y contratiempos, además de posibles sanciones. En este artículo te resumimos todo lo que tienes que saber sobre los permisos necesarios para hacer grandes o pequeñas reformas en tu casa. ¡Si quieres saber cuál es tu caso no te pierdas nada de lo que te contamos!

¿Qué tipo de licencias existen?

Existen diferentes tipos de licencias, así que los permisos que necesitas para reformar tu casa van a ser unos u otros dependiendo de la complejidad de la obra. Es decir, va a ser en función de las modificaciones que tu reforma abarque. Puede que la obra sea mínima o que, por el contrario, afecte a la estructura de la vivienda. De este modo, podemos dividirlas en dos grupos: las licencias de obra menor y las licencias de obra mayor.

reforma casa permisos licencias obra mayor obra menor

1. Obra menor

Estas reformas son aquellas que no requieren grandes obras. En este grupo se incluyen todas aquellas obras de pequeña envergadura, como por ejemplo: las instalaciones de electricidad o fontanería, los acabados, el montaje de bajantes y canalones, la pintura de fachadas y la reparación de cubiertas.

En este caso, no es necesario tener una licencia en sí, sino que debes obtener la autorización de la administración pública de tu localidad. Por lo que, es necesario acudir al Ayuntamiento para conseguirla.

2. Obra mayor

Este tipo de licencia incluye todas aquellas obras de gran envergadura y una elevada complejidad técnica. Ejemplos de estos casos son las siguientes reformas:

  • Redistribución de la vivienda: donde tirar o crear tabiques es necesario.
  • Modificar la estructura: donde el diseño y la construcción original se verán afectados.
  • Aumentar la superficie de la vivienda: donde al ampliar su superficie la estructura también será modificada.

Para empezar, en el caso de que las obras alteren espacios comunes, va a ser necesario contar con el permiso de la comunidad de vecinos. Esta autorización puede ser automática, si ya existe una resolución sobre el tema, pero si no es así lo podrás solicitar en la junta de propietarios.

Si por el contrario no modificas elementos comunes, tan solo deberás mantener a tus vecinos informados. Tenerlos al tanto de las reformas que vas a llevar a cabo es aconsejable. Para que tus vecinos sepan que las obras son totalmente legales y que, además, no vas a tocar ninguna parte del edificio que albergue zonas comunes.

Licencia municipal

Para este tipo de reformas es imprescindible recurrir al Ayuntamiento para conseguir la licencia municipal. Por norma general la concesión de los permisos de obras recae en la competencia municipal, por lo que puede variar según cual sea tu localidad. Dependiendo de dónde vivas, el ayuntamiento va a ser más o menos permisivo.

En cuanto a su precio, también va a depender de la administración pública correspondiente de tu localidad. Por norma general, la cifra suele estar entre el 3% y el 6% del presupuesto total de la reforma.

La mayoría de licencias son concedidas por el municipio donde vives, a pesar de que existan otras licencias nacionales y autonómicas administrativas. Por ejemplo, también deberás tener en cuenta la legislación urbanística de tu comunidad autónoma. En esta legislación se regulan los contenidos urbanísticos siguiendo las Leyes de las Comunidades Autónomas.

Por lo que para realizar la reforma de tu casa es posible lo permisos que necesitas para reformar tu casa sean ambos: los reglamentos municipales y las leyes autonómicas.

reforma casa permisos licencias obra mayor obra menor

¿Cómo puedo saber si mi obra es menor o mayor?

Para poder hacerte una idea sobre si tu reforma va a ser menor o mayor y por lo tanto, qué permisos que necesitas para reformar tu casa, lo mejor es analizar el presupuesto. Podríamos estimar que todas aquellas reformas que superen un presupuesto de 20.000 euros son sin duda obras mayores. Incluyendo también todas aquellas obras que requieran una modificación considerable o de gran envergadura de la vivienda. En definitiva, todas aquellas reformas que precisen del servicio de profesionales.

Eso sí, al final del día quien va a precisar si la obra es menor o mayor es el Ayuntamiento. Va a ser la administración pública quien considere tu caso y decida si requieres de una licencia de obra mayor o no.

Titular de la licencia

Las licencias del Ayuntamiento son concedidas a empresas, profesionales o particulares. Para atención a quien le otorgas esta titularidad, pues en el caso de que cambie dicha persona titular, habrá obtener una licencia desde cero o bien hacer un traspaso.

Si por alguna razón te encuentras en esta situación, debes saber que el coste del traspaso está definido por las tasas de cada Ayuntamiento. Además, para poder llevar a cabo este traspaso se deben cumplir dos condiciones: la primera, que el titular actual autorice el trámite, y segunda, que haya pasado un periodo de tiempo establecido por el Ayuntamiento.

Reformas Diva Hogar

Si te pierdes con alguno de los procesos no debes preocuparte. Para todas aquellas obras a gran escala, la empresa de reformas es la que normalmente se encarga de pedir todas las licencias. Solo en el caso de que sea una reforma mínima que solo requiera de trabajos pequeños, vas a tener que ser tu quien se encargue de conseguir los permisos.

En Diva Hogar te acompañamos durante todo el proceso de obra para ayudarte con cualquier problema y evitar inconvenientes. Estamos a tu disposición para realizar cualquier tipo de obra, ya sea una instalación, una reforma, una avería o el mantenimiento de tu vivienda. ¡Con Diva Hogar la comodidad y la seguridad en tu hogar están al alcance de tu mano!